lunes, 28 de octubre de 2013

YO (TAMBIÉN) LIMPIÉ VOMITOS

Hace unos días Benjamín tuvo su gran momentazo de gloria gracias a que publicó en su twitter algo así como "Tengo dos carreras, un máster y limpio baños en Londres". No sé si este chaval habrá encontrado un trabajo que le motive más, o bien algo más acorde con su profesión. Yo saqué unas cuantas reflexiones.

De entrada, si le pudiera decir algunas cosas, es que el trabajo -sea el que sea- dignifica. Yo empecé, cuando era estudiante en un comedor escolar; y tampoco era realmente agradable tener que quitar las vomitonas de los niños cuando no les gustaba la comida. Pero era algo que yo elegí libremente, para no tener tanta dependencia económica de mis padres. Benjamín, ¿te están obligando a limpiar retretes en Inglaterra? No creo que sea así. En caso afirmativo, denuncia al canto a quien te obliga a esos menesteres.

Por otro lado, imagino que tampoco nadie te obligaría a estudiar dos carreras universitarias. Reconozco que me da envidia sana (y mucha) aquellas personas que tienen más de unos estudios universitarios (un tío mío y su hija tienen cuatro carreras entre los dos). Pero hay que reconocer que, para tener trabajo, quizás tampoco sea necesario tener una colección de títulos universitarios. Probablemente, con un poquito más de información a tiempo (al término del bachillerato) podrías haber evitado tanta formación y su correspondiente coste (o al menos posponerlo para cuando trabajaras). E insisto: tener una formación es necesario...pero a lo mejor, no suficiente.

Y con lo de "suficiente" no me refiero al Máster de turno para que tu formación se convierta en la cuadratura del círculo. Es más, sinceramente: creo que sobran el 90% de estos estudios. ¡Todo el mundo estudia un máster! Ya no aporta ningún plus en tu curriculum. Es más, hay gente que seguramente no sabe ni por qué lo estudia, ni si lo pondrá en valor en su puesto de trabajo...pero lo estudian. Buscando en Internet puedes ver páginas como esta, donde te ofrecen ¡más de 4600 máster!
Cuando yo era pre-universitario juraría que estaba el de IE, ESADE e IESE...y para de contar. Ahora, como negocio, se juntan dos amigos y crean una escuela de Máster en chorradas jurídicas...prometiendo al aspirante un ¿trabajo? Y, lo peor, es que pican...y muchos.

Por contra,si te diría que lo que necesitan las empresas es gente viva, despierta; que no haga falta decirle "haz esto", porque el empleado ya lo hace de oficio, sin que nadie se lo diga. Gente con interés, con ganas, "espabilados". Ojo, no digo que tú no lo seas...

En tu defensa sí te diré, estimado Benjamín, que el Ministerio de Educación debería dejarse de marear la perdiz con tanta Ley Orgánica de Educación y centrar el tiro en algo más importante: ¿Cuántos médicos, abogados, ingenieros....(pon aquí lo que se te ocurra) necesita España los próximos 10 ó 15 años?; y, en función de la respuesta, ofertar ese número de plazas. Así se evitaría que la Universidad vomite año tras año miles de licenciados con escasas o nulas posibilidades de desarrollarse profesionalmente en aquellas competencias para lo que han sido "adiestrados". No es más que ajustar oferta y demanda. Por cierto, ¿sabes que un electricista te puede llegar a cobrar 80 euros sólo por ir a tu casa a mirarte "eso" que te falla? Recuerda: oferta y demanda.

Yo no te voy a decir dónde hay trabajo. Creo que lo hay, pero no en la forma y modo que lo hemos conocido hasta ahora; prueba con el autoempleo, crea un "telecaca" y haz una empresa de outsourcing en limpieza de retretes. Al menos ya tienes experiencia en ello. Reitero que no es ni denigrante ni cosas por el estilo. Es un trabajo como otro cualquiera. Y punto.

Y para los que están a uno o dos años con la vista puesta en la Universidad que hagan su particular análisis de la realidad, de las necesidades actuales del mercado (y de un futuro próximo); que piensen que no es nada descabellado unir aquello que te motiva (un deporte, una afición...) y convertirlo en tu particular medio de vida.

1 comentario:

  1. 100% de acuerdo, Santiago¡¡¡¡

    Abrazos. JIR

    ResponderEliminar